Categories:

Un sueño sin fecha de caducidad: Nora Rónai, la nadadora de 98 años.

Por Valentina Florez

“Desde que era muy niña disfrutaba de la piscina, siempre quise convertirme en una nadadora y serlo ahora me causa mucha felicidad”, así es como se siente Nora Rónai, nadadora de 98 años que pertenece al club Brasil Masters en el Campeonato Panamericano y Sudamericano de Natación en la ciudad de Medellín.

Nora llegó a la ciudad de la eterna primavera con el objetivo de participar en la prueba de 400 metros combinado individual, junto con sus demás colegas de edades entre los 65 y 73 años, sin embargo, la brasileña quien siempre anda con una sonrisa en su rostro, fue quien se robó las miradas, admiración y aplausos del público gracias a su gran talento como deportista y su calidad humana.

“Para nosotros es una ídola, un ejemplo a seguir y un orgullo para nuestro país. Entrena duro todos los días y siempre tiene la mejor disposición”, afirmó la entrenadora y también atleta Debora Jaconi, quien durante la prueba, con el inmenso orgullo que se le reflejó con lágrimas en los ojos, la alentaba incansablemente desde las tributas.

Rónai, además de ser la atleta más longeva de esta edición de los Panamericanos, es una reconocida arquitecta en su país, ama pasar el tiempo con su familia, sus colegas, nietos y bisnietos, y se reconoce a sí misma como una persona a quien le interesa contribuir al bienestar de sus más cercanos.

Tags:

No responses yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.