Categories:

Entre el amor, la vida y el deporte

Por Valentina Florez

En un verdadero competidor, el deporte va enlazado a la vida. Ángela Rojas, es el claro ejemplo de ello.

Desde los 16 años, la atleta Ángela Rojas practica Polo acuático, y hasta el día de hoy sigue disfrutando de esta disciplina en el Club de Waterpolo Oggun Master de Antioquia. Ángela ha tenido la oportunidad de competir en distintos campeonatos internacionales que recuerda con cariño: el Master en Budapest, en el que ella y sus compañeras se titularon subcampeonas de la competencia. Para ella, sin importar las circunstancias, el Polo acuático es su casa, lo que le brinda alegría en su día a día.

“El 24 de diciembre de 2020 a las 9:20 p.m. recibí la segunda oportunidad de vida que tanto le pedía a Dios, fue mi mejor regalo de Navidad”. Ángela fue diagnosticada con Poliquistosis renal y hepática, condición que comprometió su hígado. Como se dice de manera coloquial, la esperanza es lo último que se pierde y esa noche, Rojas recibió la tan esperada recompensa.

Su hígado fue trasplantado y a pesar de la complejidad de la cirugía, la operación fue todo un éxito; sin embargo, llegó otra prueba por superar: el proceso de recuperación. Por su condición física, Ángela debía estar totalmente alejada del deporte, e incluso, reposar durante dos meses en total quietud. Poco a poco se fue recuperando y teniendo acercamientos con el agua, comenzó a trotar, usualmente a nadar, y se tomó el tiempo de recuperar el estado físico que alguna vez la llevó a ser subcampeona mundial.

A principios de 2022, Ángela logró volver a entrenar Polo acuático, cuando la capitana del equipo club, Paola Guisao, la invitó otra vez al equipo. Después de poco más de un año, aunque con algunas afecciones, Ángela volvió a competir con normalidad. “Todo es cuestión de actitud en la vida, cuando estoy nadando se me olvida todo, es como si todo estuviera bien. Ellas son mi familia, amo esto y me da vida”

“Donen, no tengan miedo de hacerlo, hagan ejercicio, ¡es pura vida!”. Ahora, después de 6 meses aproximadamente de estar entrenando, Ángela Rojas hoy es parte del Panamericano y Sudamericano Master, y sigue siendo parte de Oggun Master como la portera del equipo, feliz y con altas expectativas de ver hasta qué punto de la competencia pueden llegar y demostrar todo su talento dentro de la fiesta en el agua.

Tags:

No responses yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.