Categories:

La pedagogía, virtud deportiva del entrenador Sandro

Por Santiago Mejía

Sandro Avelli es el entrenador de Stadio Italiano, uno de los elencos más representativos de Polo acuático del territorio chileno. Para este instructor de mil batallas, no existen excusas para dejar de aprender en la vida. Por consiguiente, entrena igual a cualquier deportista, sin importar su edad ni su recorrido deportivo.

El Club que se está robando las miradas y los aplausos en las gradas del Complejo Acuático César Zapata, cuenta con un estratega diferente al resto de instructores del torneo. “Entreno a todos estos muchachos hace muchos años, y a todos los sigo orientando igual, sin importar la edad o la madures que tengan. La etapa formativa en cada jugador ayuda a su crecimiento personal” agregó el originario de Santiago de Chile.

De otra parte, Avelli manifestó su cariño por todos sus jugadores, y agregó que aunque es difícil tratar con tantas personalidades diferentes, esto lo ha enseñado a encontrar su madurez. Entre la nostalgia y las risas, Sandro afirmó que ha aprendido más de sus atletas que ellos de él.

El entrenador aseveró: “siempre que estamos fuera de las piscinas, en alguna mesa o en algún espacio reunidos, hablamos de todas las experiencias que hemos tenido gracias a este deporte. Esta disciplina deportiva nos ha regalado miles de alegrías, nos hizo conocer muchos países, eso es gratificante”.

Este técnico le pide a Dios cada noche que le regale muchos años de vida para poder seguir formando deportistas, sin importar sus edades ni condiciones físicas. Sandro Avelli es un claro ejemplo del amor que tiene una persona por su oficio.

Tags:

No responses yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.